La importancia de contar con un escenario que facilite el contacto entre emprendedores e inversores

Networking y confianza en el proyecto son los elementos imprescindibles para que una empresa logre llevar a cabo con éxito el proceso de internacionalización.

Barcelona, 19 de julio de 2007-. Hay inversores dispuestos a financiar proyectos interesantes y hay emprendedores con proyectos empresariales muy trabajados. Sólo falta contar con el “ecosistema” que facilite el contacto entre unos y otros. Así lo han concluido los 9 expertos que han participado en el debate “Inversores en proyectos de Base Tecnológica”, celebrado esta mañana en el CaixaForum. Se trata de un foro de debate muy participativo que se enmarca en el ciclo de Debates sobre la Economía Digital, organizado por la Fundació Barcelona Digital.

El acto se enmarca en el programa “Debates sobre la Economía Digital” que organiza mensualmente la Fundación Barcelona Digital para promover y difundir a partir de iniciativas avanzadas, el uso intensivo y extensivo de las TIC en la empresa, las instituciones y la sociedad civil. Los “Debates sobre la Economía Digital” están promovidos por el CIDEM, el 22@Barcelona y la Entidad pública red.es.

La primera parte del debate, titulada “Capital semilla: la creación de una empresa de base tecnológica”, se ha centrado en las dificultades a las que se enfrenta un emprendedor a la hora de encontrar financiación. En este sentido, Francisco García Vieira, director de Economía Digital de la Entidad pública red.es del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, ha explicado que la intervención pública debe ser mínima y sólo en caso de que exista un desequilibrio considerable entre la oferta y la demanda. Como es el caso que ha detectado el Foro de Capital Riesgo de red.es, formado por expertos del sector público y privado que han analizado las dificultades a las que se enfrentan los emprendedores para poder hacer unas recomendaciones a la administración pública, cuya conclusión es que existe un fallo en el mercado para acceder a financiaciones de entre 0’5 y 2 millones de euros (equity gap).

Por su parte, Jesús Monleón, del programa Emprendedor XXI de “la Caixa”, ha remarcado que cada vez hay más emprendedores y más dinero pero que “falta el ecosistema, el link entre ambos”. Asimismo, Monleón ha apuntado que no hay cultura emprendedora porque falta autoconfianza. “Tenemos que creérnoslo más”, ha sentenciado Monleón, quien ha recordado que el éxito de un proyecto recae en gran medida en saber venderlo, primero a los inversores, y más tarde a los consumidores, por lo que no hay que tener “vergüenza” de aprovechar al máximo las ventajas que nos proporciona el networking.

Luís Martín Cabiedes, inversor y miembro del Comité Evaluador de la Red de Inversores Privados del IESE, ha desmitificado la imagen de los Business Angels y ha recordado que son inversores privados profesionales poco amantes del riesgo, aunque sí de los retos. En esta línea, ha afirmado que “lo importante es saber cómo podemos reducir al máximo el riesgo” a la vez que ha enumerado qué debe tener un proyecto para que sea atractivo para los inversores: “escalabilidad potencial, mercado, ventaja competitiva sostenible, window opportunity, equipo y salidas posibles”.

El último participante de esta primera parte del debate ha sido Xavier Buysé, director general de ADS Media, compañía ganadora del Premio “Empresa más Innovadora” del Forum de Inversión 2007, quien ha apuntado que la clave para llevar a cabo el lanzamiento de una Start-up es “la experiencia previa del equipo y la confianza y credibilidad que el mercado tenga en ti”. Sin embargo, Buysé ha recordado la importancia del trabajo previo, especialmente en el diseño de perfiles de socios y en la búsqueda de acuerdos estratégicos previos, que harán que el proyecto sea más atractivo para los inversores.

En la segunda parte del debate, que ha girado en torno a “El crecimiento de una Start-up”, Xavier Casares, President de Keiretsu Forum Barcelona, ha constatado que un inversor privado tiene un papel clave como asesor en el proceso de internacionalización, gracias a su experiencia previa como empresario y sus conocimientos sobre el sector. En este sentido, Casares ha afirmado que “si California es el oasis de los Business Angels en Estados Unidos, Catalunya y Barcelona, más concretamente, lo es en España”, gracias al trabajo que están realizando diversas administraciones y entidades para fomentar la creación de empresas.

Por su parte, Emili Gómez, director de operaciones de BCNEmprèn, ha recordado la necesidad de tener un timming muy bien definido desde el principio y ha afirmado que “la planificación de la segunda fase, la de crecimiento o internacionalización, debe hacerse desde el inicio de la fase de lanzamiento”.

Por otro lado, Ferran Lemus, consejero delegado de HighGrowth, ha concluido que “un proyecto de base tecnológica sólo puede plantearse desde un punto de vista global; pero sólo crecerá en la medida que se estructure de un modo local”. Así, en la primera fase, Lemus ha recomendado contar con inversores locales y, una vez superada, buscar inversores extranjeros que nos ayuden en el proceso de internacionalización.

Precisamente, estos inversores internacionales son la clave del éxito para la globalización de una empresa, según Carlos Blanco, CEO del Grupo ItNet, “porque es el modo más barato de internacionalizarse ya que son más dados al networking”. Blanco ha criticado el exceso de localismo de las empresas nacionales y ha animado a los emprendedores a valorarse más y a pensar en global.

Miquel Solá, director general de DAEM Interactive, ha coincidido con Blanco en esta necesidad de pensar en el mercado internacional pero ha advertido que llevar a cabo el proceso de globalización de una empresa “es casi como emprender un nuevo proyecto, por lo que hay que tener muy claro cuándo es el momento más adecuado”. Para ello, Solá ha apuntado de nuevo al papel del inversor privado como consejero y asesor ya que en su caso, al tratarse de un emprendedor joven, “un Business Angels nos aporta mucho más que dinero, nos aporta la experiencia que a nosotros nos falta”.

Por último, David Massó, director General de Futurlink, también ha apelado a motivar la cultura de la innovación y a no tener miedo al fracaso, al tiempo que ha apuntado 4 aspectos para que el proceso de internacionalización de una empresa tecnológica se lleve a cabo con éxito: que el producto esté pensado para ser global, que sea producto de un importante trabajo de I+D, que se lleve a cabo un inversión importante por etapas, y que se reinvente el producto cada año.

Marc Lloveras, responsable de financiación del Cidem y moderador de la sesión ha cerrado el debate afirmando que “estamos en el mejor momento para ser emprendedores y en una de las mejores ciudades para serlo. ¡Aprovechémoslo!”.


Revista profesional para el director del salón de peluquería y estética

Nace BeautyMarket una revista digital enfocada en el mundo de la Peluquería y Belleza. Con todas las novedades, lanzamientos y noticias del sector.

Leer más »

Programa pionero para reeducar a jóvenes con problemas de agresividad

Durante 10 meses se trabaja con los adolescentes, con los padres y luego con la familia

Leer más »

Maremágnum en los buscadores

Es la guerra, mejor dicho, después de la guerra. El paisaje es desolador: directorios, granjas de enlaces, buscadores, listas, patrocinados, spam, robots, spiders...

Leer más »