Ampliación del espacio Schengen: realización del objetivo europeo de libre circulación de personas

El 21 de diciembre de 2007, Estonia, la República Checa, Lituania, Hungría, Letonia, Malta, Polonia, Eslovaquia y Eslovenia entrarán a formar parte del espacio Schengen.

Eliminándose los controles en las fronteras interiores terrestres y marítimas entre estos Estados y los 15 países que ya forman parte de Schengen. Esta medida será una expresión muy tangible del ideal de libertad de circulación ideal, ya que esta última ampliación aumenta a 4 278 km la frontera oriental del espacio Schengen.

José Manuel Barroso, Presidente de la Comisión Europea, ha declarado: «Desde el día de hoy, las personas pueden viajar sin molestias entre 24 países del espacio de Schengen, libres de controles en las fronteras interiores, terrestres o marítimas -- de Portugal a Polonia, de Grecia a Finlandia. Deseo felicitar los nueve países que se incorporan a Schengen, a la Presidencia portuguesa y a todos los Estados miembros de la UE por sus esfuerzos. Hemos abolido juntos los controles fronterizos, obstáculos artificiales a la paz, la libertad y la unidad de Europa, y creado al mismo tiempo condiciones de mayor seguridad».

El Vicepresidente Franco Frattini, Comisario responsable de Libertad, Justicia y Seguridad, declaró: «Una zona de 24 países sin fronteras interiores es un logro único e histórico. Me siento muy orgulloso y privilegiado por haber participado en esta labor. Adherirse al espacio Schengen no es fácil y admiro los esfuerzos de todos los nuevos Estados miembros, que han establecido sistemas de seguridad para las fronteras sofisticados y complejos. En realidad, la ampliación de Schengen demuestra el compromiso de la UE para facilitar los viajes legítimos dentro de la UE y desde fuera de ella y al mismo tiempo refuerza la seguridad de nuestras fronteras exteriores y con ello la seguridad de todos los ciudadanos de la UE».

Tras la ampliación, todos los ciudadanos del espacio Schengen ampliado podrán viajar de forma más rápida y fácil. A partir del 21 de diciembre, un ciudadano podrá desplazarse desde la Península Ibérica hasta los Estados bálticos y desde Grecia hasta Finlandia sin controles fronterizos. Es el símbolo de una Europa unida y pone de manifiesto el derecho fundamental de los ciudadanos europeos a la libre circulación.

Así será más fácil que las familias, parientes y amigos que viven a ambos lados de una frontera se visiten. Las largas colas en algunos pasos fronterizos muy concurridos pasarán a ser historia y las regiones fronterizas se desarrollarán juntas al ser más fácil viajar entre ellas. Se espera un incremento del turismo, lo que tendrá repercusiones positivas en la infraestructura. Como demuestra la experiencia de ampliaciones anteriores, por ejemplo, en la frontera entre Salzburgo y Berchtesgaden los ciudadanos se benefician diariamente de la infraestructura existente a ambos lados: un gran centro comercial en el lado austriaco y un gran centro de salud y deportivo en el lado alemán.

La eliminación de los controles en las frontera interiores es también una cuestión de confianza entre los Estados miembros. Garantizan que cada uno de ellos está equipado para vigilar las fronteras exteriores en nombre de todos los demás y para expedir visados válidos para el conjunto del espacio Schengen. Los nuevos Estados miembros han trabajado incesantemente para mejorar su gestión de los controles de las fronteras exteriores, la política de visados, la protección de datos y la cooperación policial. Su conexión al Sistema de Información de Schengen, que recopila información sobre personas buscadas y desaparecidas, sobre personas rechazadas en las fronteras y sobre bienes perdidos y robados quedó garantizada antes de que se acordara su ingreso. Los Ministros de Justicia e Interior concluyeron finalmente, en noviembre, que todos los países candidatos habían alcanzado los criterios para ingresar en Schengen. Esto no habría sido posible sin solidaridad financiera. El Instrumento financiero Schengen, dotado con casi 1.000 millones de euros, ha permitido a los nuevos Estados miembros superar, entre otros, el reto de establecer controles fronterizos eficaces y convertirse en miembros de pleno derecho del espacio Schengen.

Los controles en las fronteras exteriores no se modificarán puesto que los nuevos Estados miembros aplican el acervo al respecto desde su adhesión. La única diferencia será que también comprobarán los datos de los nacionales de terceros países en el Sistema de Información de Schengen (SIS). El acceso de las fuerzas de policía de ambos lados de la frontera al SIS mejorará y reforzará la seguridad en las fronteras.

Para los viajeros de buena fe, en la UE ampliada los viajes serán más rápidos y fáciles para los nacionales de terceros países, que podrán desplazarse utilizando un visado de Schengen y no necesitarán varios visados nacionales distintos.

Para más información sobre el trabajo del Vicepresidente Frattini, puede consultarse su sitio Internet

http://www.ec.europa.eu/commission_barroso/frattini/index_en.htm


Revista profesional para el director del salón de peluquería y estética

Nace BeautyMarket una revista digital enfocada en el mundo de la Peluquería y Belleza. Con todas las novedades, lanzamientos y noticias del sector.

Leer más »

Programa pionero para reeducar a jóvenes con problemas de agresividad

Durante 10 meses se trabaja con los adolescentes, con los padres y luego con la familia

Leer más »

Maremágnum en los buscadores

Es la guerra, mejor dicho, después de la guerra. El paisaje es desolador: directorios, granjas de enlaces, buscadores, listas, patrocinados, spam, robots, spiders...

Leer más »