Comprometidos con la convivencia

El Ayuntamiento de Madrid renueva el convenio con la FRAVM para el desarrollo del Plan Madrid de Convivencia Social e Intercultural

Si el perfil sociodemográfico de Madrid cambia, la administración se adapta. Ante el incremento poblacional por la inmigración, el Ayuntamiento ajusta los programas municipales ya existentes y crea otros nuevos para favorecer la integración. Es el caso del “Plan Madrid de Convivencia Social e Intercultural”, cuyo convenio se ha renovado hoy entre el Gobierno de la ciudad y la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) para el periodo 2008–2011, con una inversión de 3.368.819 euros.

En 1996 Madrid contaba con 58.832 personas de origen extranjero, frente a las 548.456 de 2008. Esta nueva configuración de la sociedad plantea nuevas necesidades a las que los servicios municipales tienen que satisfacer mediante “el esfuerzo de reorganización y adaptación por parte de la Administración a las implicaciones del fenómeno migratorio”, ha afirmado de la delegada de Familia y Servicios Sociales, Concepción Dancausa.

El convenio contempla la creación de una red social que favorezca el acercamiento y la convivencia entre inmigrantes y autóctonos y de los cauces de participación ciudadana, a través de la inclusión de la población extranjera en asociaciones autóctonas y en procesos de autoorganización del colectivo. Además, facilita el acceso a los recursos públicos, previene conflictos y fenómenos sociales que puedan constituir un riesgo para el equilibrio, bienestar y convivencia de los vecinos, evitando las actitudes xenófobas y racistas.

Promover la sensibilización de la población autóctona e inmigrante mediante diversas actuaciones con el fin de mejorar el conocimiento entre ambos, el respeto a unos valores básicos y la convivencia mutua es otro de los objetivos del acuerdo que, para conseguirlos, se servirá del equipo humano previo al que se sumará –fruto de este convenio- un dinamizador más de carácter interdistrital.

Dos coordinadores y un auxiliar administrativo completan un equipo en el que los 21 dinamizadores vecinales, con las metodologías adaptadas a cada barrio, se reparten por Lavapiés y Embajadores (distrito Centro), Bellasvistas y Almenara (Tetuán), Valverde (Fuencarral), Lucero (Latina), Pan Bendito, San Isidro y Comillas (Carabanchel), Almendrales y San Fermín, (Usera), San Diego y Palomeras Sureste (Puente de Vallecas), Quintana (Ciudad Lineal), San Cristóbal, San Andrés, Los Rosales y los Ángeles (Villaverde), Valdebernardo (Vicálvaro) y Simancas (San Blas).

La historia de un plan

El Plan nace en marzo de 2005 en torno a un eje: el impulso y mejora de la convivencia mediante programas que sensibilicen a los vecinos y erradiquen los prejuicios y conflictos que pudieran existir. El objetivo es favorecer una convivencia armoniosa entre los vecinos de la ciudad con instrumento como el servicio de dinamización vecinal –creado en julio de 2005- que integra a los nuevos vecinos y contribuye a lograr esa convivencia pacífica y enriquecedora entre los vecinos de los barrios. Todo ello, con independencia de su origen, cultura, religión, ideología, o raza y primando la participación vecinal y la potenciación de la convivencia intercultural./


Revista profesional para el director del salón de peluquería y estética

Nace BeautyMarket una revista digital enfocada en el mundo de la Peluquería y Belleza. Con todas las novedades, lanzamientos y noticias del sector.

Leer más »

Programa pionero para reeducar a jóvenes con problemas de agresividad

Durante 10 meses se trabaja con los adolescentes, con los padres y luego con la familia

Leer más »

Maremágnum en los buscadores

Es la guerra, mejor dicho, después de la guerra. El paisaje es desolador: directorios, granjas de enlaces, buscadores, listas, patrocinados, spam, robots, spiders...

Leer más »