Vivir sin ruido

El objetivo de estos premios es fomentar la participación activa de toda la comunidad educativa para mejorar la gestión del ruido en sus centros

Promover entre los escolares un mayor conocimiento de la contaminación acústica y las buenas prácticas ambientales para su prevención es el objetivo del Concurso de Ideas “Vivir sin ruido”, que este año cumple su tercera edición, y cuyos premios ha entregado hoy la delegada de Medio Ambiente Ana Botella, con motivo de la celebración del Día Internacional sin Ruido.

“Luchar contra el ruido –señaló la delegada– es proteger el derecho fundamental a la intimidad personal y familiar en el propio domicilio, es favorecer la convivencia y el ambiente adecuado para tener una buena calidad de vida y supone, además, favorecer un ambiente saludable, evitando los efectos de estar expuestos a niveles excesivos de ruidos”.

El “III Concurso de Ideas para vivir sin ruido 2008. Premio a la propuesta más significativa de intervención para mejorar la calidad sonora en el centro educativo”, se enmarca dentro del programa “Educar para vivir sin ruido”, y su objetivo es fomentar la participación activa de toda la comunidad educativa para mejorar la gestión del ruido en sus centros educativos. Al concurso de este año se han presentado 11 colegios

Los colegios ganadores de esta edición del concurso han sido los colegios públicos Pablo Picasso, Zazuar y Pinar de San José. Además se han entregado sonómetros a “las propuestas más significativas” a los centros Rufino Blanco, El Quijote y Jorge Guillén.

"Educar para vivir sin ruido”

El proyecto “Educar para vivir sin ruido”, incluido en el programa “Educar por un Madrid más sostenible” pretende acercar a los centros escolares de la ciudad al problema de la contaminación acústica. Puesto en marcha en el curso 2005/2006 trata de concienciar y sensibilizar sobre la importancia del ruido ambiental para la salud y el medio ambiente, fomentando hábitos de buenas prácticas, y promueve la participación para vigilar, prevenir y reducir la contaminación acústica en los ambientes próximos al alumnado: centro escolar, ciudad y hogar. Se dirige a las aulas de Educación Primaria y Educación Secundaria Obligatoria y se realiza a través de talleres para reflexionar, conocer y decidir acerca de los sonidos y los ruidos del entorno cercano.

Dentro de este proyecto existen dos modalidades: “Proyecto de centro”, que implica al conjunto de la comunidad educativa en la búsqueda de propuestas para mejorar la calidad sonora de los centros educativo y la gestión del ruido, y en el que han participado durante este curso tres centros y 66 aulas, y el “Proyecto de aula” que ha contado con 11 centros y 51 aulas.

Lucha contra el ruido

“El Ayuntamiento de Madrid es pionero en la lucha contra el ruido desde hace más de 30 años. Nuestra ciudad ha sido la gran adelantada en España en el desarrollo de instrumentos de conocimiento y control de la contaminación acústica en las ciudades”, declaró Ana Botella.

La delegada ha puesto algunos ejemplos del trabajo del Ayuntamiento en la lucha contra el ruido como la aprobación de la Ordenanza contra el Ruido, en vigor desde 2004; el Sistema de Actualización Dinámica del Mapa Acústico de Madrid, la nueva brigada contra el ruido, o la mejora de más de un millón de metros cuadrados de asfalto.

También se refirió a la restricción del tráfico en determinadas áreas de la ciudad, la peatonalización de algunas calles y el soterramiento de la M-30 junto al río, que reduce drásticamente el ruido padecido por 270.000 vecinos, y que se ha acompañado de mamparas y asfaltos porosos.

Otra de las actuaciones municipales ha sido la elaboración del Mapa estratégico del ruido, actualmente en periodo de información pública y que es obligatorio para todos los municipios de más de 250.000 habitantes.” El Mapa Acústico es una avanzada herramienta cartográfica, que abarca todo el término municipal y que expresa de forma comprensible la realidad acústica de la ciudad en relación con el ruido generado por el tráfico rodado”, explicó la delegada.

El Ayuntamiento, además, ha procedido a la delimitación de áreas de sensibilidad acústica sobre el ámbito territorial cubierto por el Mapa, gracias a la Ordenanza del Ruido y denominadas: área silencio, área levemente ruidosa, área tolerablemente ruidosa, área ruidosa y área especialmente ruidosa. Estas áreas, definidas en función de su uso urbanístico predominante (sanitario, educativo, residencial, industrial, servicios, infraestructuras, comercial...), se caracterizan por tener asignadas un nivel máximo de ruido tolerable.

“Aquellas áreas acústicas urbanas donde se incumplan los objetivos de calidad, es decir, las que superen los niveles máximos de ruido tolerable, se declararán Zonas de Protección Acústica Especial, para las que se elaborarán Planes de Acción que permitan reconducir la situación de cada zona hacia el cumplimiento de los objetivos aplicables”, informó Ana Botella.

La delegada de Medio Ambiente finalizó su intervención con un llamamiento a todos los vecinos de Madrid para que colaboren en esta lucha contra el ruido. “No hemos de olvidar que la causa principal de la contaminación acústica es la actividad humana y, por tanto, la solución a este problema se encuentra en la concienciación y en la responsabilidad de todos”./


Revista profesional para el director del salón de peluquería y estética

Nace BeautyMarket una revista digital enfocada en el mundo de la Peluquería y Belleza. Con todas las novedades, lanzamientos y noticias del sector.

Leer más »

Programa pionero para reeducar a jóvenes con problemas de agresividad

Durante 10 meses se trabaja con los adolescentes, con los padres y luego con la familia

Leer más »

Maremágnum en los buscadores

Es la guerra, mejor dicho, después de la guerra. El paisaje es desolador: directorios, granjas de enlaces, buscadores, listas, patrocinados, spam, robots, spiders...

Leer más »