El Servicio de Estudios de BBVA prevé que el consumo de los hogares españoles se modere en 2008 y 2009

El Servicio de Estudios de BBVA prevé una moderación significativa del consumo de los hogares en 2008 y 2009 debido al menor crecimiento de la renta disponible

Al menor dinamismo del empleo y de la riqueza de los hogares, al deterioro de las condiciones financieras y a la caída de la confianza de los consumidores

El consumo continuará creciendo persistentemente por encima del 1% gracias a los soportes con los que cuentan los hogares: un mercado laboral más flexible que en el pasado, la riqueza acumulada por las familias, la moderación esperada de las cargas financieras y la solidez del sistema bancario

La demanda de automóviles seguirá reduciéndose, aunque su caída será acotada debido a la mejoría de la accesibilidad financiera de los hogares al vehículo de turismo (sobre todo en 2009), recogida en el indicador EFCA del SEE-BBVA

En esta edición del Situación Consumo se analiza en detalle el sector del mueble en el que se observan señales de optimismo: una apuesta por la consolidación del sector, una contención de precios y unas elevadas inversiones en formación bruta de capital fijo. Se espera que estas medidas actúen como soporte ante el cambio de ciclo de la economía, la desaceleración de la construcción y la fuerte competencia internacional

La reciente evolución del consumo de la Comunidad Valenciana ha estado impulsada por el fuerte aumento de la tasa de empleo y el shock demográfico

El Servicio de Estudios de BBVA prevé una moderación significativa del consumo de los hogares en 2008 y 2009, debido fundamentalmente a la menor renta disponible, al menor dinamismo del empleo y de la riqueza de los hogares, al deterioro de las condiciones financieras y a la caída de la confianza de los consumidores. A pesar de ello, el consumo continuará creciendo persistentemente por encima del 1% gracias a los soportes con los que cuentan los hogares: un mercado laboral más flexible que en el pasado, la riqueza acumulada por las familias, la moderación esperada de las cargas financieras y la solidez del sistema bancario. Todo ello se desprende del informe Situación Consumo, elaborado por el Servicio de Estudios de BBVA, que ha sido presentado hoy en Valencia por Mayte Ledo, Economista Jefe para Europa y Escenarios Financieros, y Ana Rubio, Economista Jefe de Análisis Sectorial del Servicio de Estudios. También ha estado presente el presidente de BBVA Finanzia, Gonzalo Toraño.

La nueva edición de la revista Situación Consumo analiza el entorno económico global y de la economía española haciendo especial énfasis en el comportamiento del consumo duradero. En este número se estudia la situación y perspectivas del sector del mueble y se detallan, en un foco regional, los determinantes del consumo de la economía valenciana.

Se acentúa la desaceleración de la economía

Si ya en publicaciones anteriores se percibía que la economía española se encontraba desde finales de 2007 en una fase de desaceleración cíclica, ahora se puede decir que este comportamiento se ha intensificado. Tres son los factores principales que explican esta evolución.

En primer lugar, desde principios del año pasado el debilitamiento de algunos factores de impulso de la economía española, y sobre todo el agotamiento de unas dinámicas difíciles de sostener en el futuro, dieron paso a una fase de desaceleración cíclica suave. En los últimos meses, el choque alcista en inflación, consecuencias de los elevados precios de las materias primas agrícolas y energéticas, ha supuesto un continúo retraso de las expectativas de bajadas de tipos de interés en Europa, que actualmente se sitúan a finales de año, aunque con creciente incertidumbre sobre su realización.

En segundo lugar, la crisis financiera de los mercados internacionales ha deteriorado la situación económica global. La restricción de liquidez se ha extendido más de lo esperado y la crisis ha supuesto un aumento generalizado de los costes de financiación de las economías, dando lugar a un entorno en el que finaliza la holgura financiera de años anteriores.

Por último, el ajuste del sector inmobiliario residencial español está siendo más intenso en actividad de lo que cabría esperar atendiendo a sus fundamentos.

Se intensifica la moderación del consumo de los hogares españoles

En este entorno, el consumo de las familias españolas, que se está moderando desde la segunda mitad de 2005, ha intensificado su deterioro arrastrado por la evolución de sus determinantes.

Por una parte, la renta disponible de los hogares seguirá ralentizándose dadas las perspectivas de menor aumento del empleo, uno de los principales determinantes de la renta salarial. Las previsiones de empleo del Servicio de Estudios implican que tras una moderada creación de empleo en 2008, éste podría estancarse en 2009.

Además, el crecimiento de la riqueza de los hogares se está desacelerando, debido a la moderación de los precios de la vivienda y a la evolución a la baja del valor de los activos financieros.

En tercer lugar, las condiciones financieras con las que los hogares acceden al crédito continúan deteriorándose, en el marco de unos tipos de interés que se mantienen más elevados de lo esperado, por una doble vía: el retraso de las bajadas de tipos oficiales en Europa y el mantenimiento de altos spreads como consecuencias de la crisis financiera y del endurecimiento de las condiciones de financiación, como reflejan las encuestas de préstamo bancario.

Por último, el que la confianza de los consumidores esté deteriorándose es un drenaje adicional para el consumo.

Existen soportes que mantienen el dinamismo del consumo de las familias

Por todos estos factores, el consumo de los hogares españoles, que ya se había desacelerado moderadamente desde tasas superiores al 4% en el periodo 2004-05 hasta tasas del 3,1% en 2007, crecerá en el entorno del 1,7% y el 1,2% en 2008 y 2009, respectivamente. Sin embargo, estas cifras de evolución del consumo son más elevadas que las observadas en momentos pasados de desaceleración. Ello pone de relieve los factores de soporte con los que cuentan los hogares.

Entre ellos, cabe destacar la existencia de un mercado laboral más flexible que en el pasado, la moderación esperada de las cargas financieras de las familias, la acumulación de riqueza de los hogares en los últimos años o la solidez del sistema bancario español.

A ello hay que añadir el hecho de que, por primera vez, la economía española enfrenta una desaceleración económica con margen de actuación en la política fiscal. La medidas adoptadas hasta ahora tendrán un impacto limitado sobre el consumo -tan sólo de una o dos décimas de impulso- pero no se descarta que haya medidas adicionales de carácter contracíclico que, en todo caso, deberán preservar su carácter temporal y destacarse por su oportunidad.

Se mantiene la demanda de automóviles pero mejora la accesibilidad financiera, especialmente en 2009

En este marco, los consumidores nacionales parecen estar postergando sus adquisiciones de turismos nuevos y los inmigrantes han disminuido sus compras de vehículos de segunda mano. Así, se espera que las matriculaciones de turismos cierren el año con una caída del 11,8%, tras los máximos registrados en 2004 y 2005. Este ajuste de las compras de automóviles hacia niveles menores que los de años anteriores no será en todo caso mucho más profundo, ya que cuenta con un importante factor de soporte en la accesibilidad de los hogares.

En efecto, nuestro indicador de accesibilidad financiera de los hogares al vehículo de turismo (indicador EFCA) mejora ligeramente durante 2008, y significativamente en 2009. El que los ingresos medios familiares crezcan, aunque desaceleradamente, el que los precios de los turismos se estén conteniendo y el que, sobre todo a partir de 2009, las bajadas de tipos oficiales faciliten el acceso de la financiación ayudan a explicar este perfil.

Por otra parte, la entrada en vigor de la reforma del impuesto de matriculación, parece estar teniendo efectos sobre el tipo de vehículo elegido, pequeño y menos contaminante.

El sector del mueble: con capacidad para afrontar un entorno complicado

En esta revista se dedican dos focos especiales al sector de mueble y a la comunidad valenciana. Así, en el artículo dedicado al sector del mueble, se analiza cómo pese a las incertidumbres en el sector derivadas del momento cíclico actual, en el que la desaceleración de la inversión residencial es esencial para la evolución del mueble, el sector está realizando algunos cambios que le permitirán afrontar la situación en mejores condiciones. Es cierto que los fuertes crecimientos experimentados durante la última década se están viendo amenazados por la competencia internacional, especialmente desde China, que está reduciendo la cuota de mercado de las empresas españolas. Sin embargo, acertadamente, se está apostado por una consolidación del sector, una contención de precios, y unas elevadas inversiones en formación bruta de capital fijo que están empezando a dar favorables resultados, que habrá que contrastar en el tiempo.

La tasa de empleo y el shock demográfico, detrás del crecimiento del consumo valenciano.

Finalmente, se estudia la economía de la Comunidad Valenciana, donde la tasa de empleo ha sido el principal impulsor del consumo real per capita. Así, el incremento de la población (en gran parte por la inmigración) y una mayor propensión al consumo de los valencianos están detrás del crecimiento del consumo en la región


Revista profesional para el director del salón de peluquería y estética

Nace BeautyMarket una revista digital enfocada en el mundo de la Peluquería y Belleza. Con todas las novedades, lanzamientos y noticias del sector.

Leer más »

Programa pionero para reeducar a jóvenes con problemas de agresividad

Durante 10 meses se trabaja con los adolescentes, con los padres y luego con la familia

Leer más »

Maremágnum en los buscadores

Es la guerra, mejor dicho, después de la guerra. El paisaje es desolador: directorios, granjas de enlaces, buscadores, listas, patrocinados, spam, robots, spiders...

Leer más »