Culmina el proceso para la obtención de la nave Boetticher

La ratificación del acuerdo pone fin a un largo proceso, que se inició en 1993 con la declaración del estado de quiebra legal de la sociedad Boetticher y Navarro S.A en Villaverde

La firma del texto definitivo del Convenio Urbanístico para la transformación de las instalaciones de Boetticher en Villaverde, suscrito hoy por la delegada de Urbanismo y Vivienda, Pilar Martínez, y el consejero delegado solidario de la empresa, Marcelino Gil, supone un nuevo impulso a las actuaciones urbanísticas que el Gobierno de la ciudad está desarrollando para dinamizar el suelo productivo de Villaverde. Del convenio se deriva la próxima cesión al Ayuntamiento en el mes de septiembre de la antigua nave Boetticher para albergar un Centro de Expresión de Nuevas Tecnologías, la creación de 13.463 metros cuadrados de zonas verdes y de nuevo viario para integrar este ámbito, así como la construcción de 550 viviendas.

La firma del texto definitivo de este convenio culmina un largo proceso que se inició en 1993 con la declaración del estado de quiebra legal de la sociedad Boetticher y Navarro S.A. Tras esta declaración, el único activo con el que contaba la empresa para hacer frente a los derechos de sus acreedores, entre los que se encontraban los más de 200 trabajadores, eran los suelos industriales en que ésta se localizaba, por lo que su transformación se configuró como un factor determinante para facilitar el pago de las deudas contraídas, satisfaciendo así los derechos de los afectados, sobre todo, el pago a los empleados de Boetticher.

Para alcanzar este objetivo, se firmó en septiembre de 2003 un convenio inicial entre el Ayuntamiento de Madrid y los representantes de la quiebra de la Empresa Boetticher y Navarro, que sentó las bases para la reordenación del ámbito. Se requería, para ello, la modificación del Plan General, que se aprobó finalmente por la Comunidad de Madrid en febrero de 2008, una vez que el Juzgado autorizó las actuaciones respecto a estos suelos, en el marco del procedimiento de quiebra.

Aprobada la modificación del Plan General, de acuerdo con el convenio inicial, se ha suscrito ahora el texto definitivo del mismo. En síntesis, esta modificación, que confirma lo ya acordado en 2003, transforma la parcela de uso industrial de Boetticher mediante la creación de un Área de Planeamiento Remitido que contempla los usos residenciales y terciarios, disminuye la edificabilidad e incrementa las dotaciones públicas.

Un ámbito de 68.782 metros cuadrados

Según ha destacado la delegada de Urbanismo y Vivienda, el Ayuntamiento de Madrid consideró que el importante ámbito urbano en el que estaban situadas las antiguas instalaciones de Boetticher, de 68.782 metros cuadrados de superficie, debía servir, al mismo tiempo, para alcanzar un triple objetivo.

En primer lugar –afirmó Martínez- reforzar la competitividad de Madrid aplicando políticas de renovación del antiguo suelo industrial situado en zonas estratégicas de la ciudad, que permitieran dar respuesta a las demandas relacionadas con la actividad tecnológica, favoreciendo el reequilibrio territorial. En segundo término, preservar los valores arquitectónicos de un edificio singular, como es la nave que albergó las instalaciones de Boetticher, para acoger un equipamiento de vanguardia vinculado con las nuevas tecnologías, muestra de la actividad económica del Sur. En tercer lugar, integrar este ámbito en su entorno mediante la construcción de nuevos viarios que permitieran mejorar la comunicación transversal, y la creación de más espacios verdes para incrementar la calidad de vida de los 146.000 vecinos de Villaverde, poniendo fin a la degradación que venía experimentando este espacio situado en una zona estratégica del distrito”.

Impulso a las políticas de renovación del suelo industrial

La transformación de las instalaciones de Boetticher a través de este convenio urbanístico y de la modificación del planeamiento, supone un fuerte impulso de las políticas de renovación y regeneración del suelo industrial localizado en Villaverde, que el Área de Gobierno de Urbanismo y Vivienda está llevando a cabo mediante la ejecución entre 2007 y 2011 del “Programa de Desarrollo Económico, Financiero y de Mejora de los Suelos Industriales y de Actividad”, continuación del plan que con este mismo objetivo se inició en la pasada legislatura.

Mediante la nueva ordenación que se refleja en el convenio definitivo suscrito hoy sobre Boetticher, se crea un Área de Planeamiento Remitido, que se ejecutará mediante el sistema de compensación, se desarrollará mediante Plan Parcial de Reforma Interior de iniciativa privada, y va a aportar notables beneficios para la ciudad.

“Catedral” de las nuevas tecnologías

El primero de ellos, la próxima cesión al Ayuntamiento de la antigua nave Boetticher, una extraordinaria muestra de la arquitectura industrial en hormigón de los años 50, protegida por el Catálogo del Plan General. La “Catedral”, como ha sido bautizada popularmente por su singular diseño, será recuperada como gran contenedor arquitectónico sobre una parcela de 19.924 metros cuadrados de superficie, para albergar el Centro de Expresión de Nuevas Tecnologías que pondrá en marcha el Área de Economía, de acuerdo con el concurso de ideas fallado en el año 2006.

El segundo efecto beneficioso de este convenio se relaciona con el incremento de la calidad de vida de los vecinos, al destinarse 13.463 metros cuadrados a zonas verdes, y a la mejora de la conectividad y la integración con el entorno, mediante la creación de dos nuevas calles, con una superficie de calzada de 15.487 meros cuadrados.

Finalmente, el Ayuntamiento de Madrid recibirá el 10% del aprovechamiento lucrativo -7.153 metros cuadrados de edificabilidad-, correspondiendo un 50% a parcelas de uso terciario, que se gestionarán en el marco de las políticas de potenciación del suelo productivo, y el 50% de uso residencial.

71% de la superficie para equipamiento, zonas verdes y viario De los 68.782 metros cuadrados de superficie que comprende el ámbito de Boetticher, un total de 48.874 (71%) se destinan a equipamiento público singular, zonas verdes y viario público, y 19.908 metros cuadrados (29%) a usos lucrativos residenciales y terciarios. En cuanto a la edificabilidad, cuyo coeficiente ha sido reducido a la mitad en la modificación del Plan General, se destinan 14.307 metros cuadrados para terciario y 57.226 metros cuadrados para residencial, lo que supone una cifra en torno a las 550 viviendas. Por otra parte, el equipamiento público previsto alcanzará los 15.000 metros cuadrados


Revista profesional para el director del salón de peluquería y estética

Nace BeautyMarket una revista digital enfocada en el mundo de la Peluquería y Belleza. Con todas las novedades, lanzamientos y noticias del sector.

Leer más »

Programa pionero para reeducar a jóvenes con problemas de agresividad

Durante 10 meses se trabaja con los adolescentes, con los padres y luego con la familia

Leer más »

Maremágnum en los buscadores

Es la guerra, mejor dicho, después de la guerra. El paisaje es desolador: directorios, granjas de enlaces, buscadores, listas, patrocinados, spam, robots, spiders...

Leer más »