Ángel Cano: “Sólo las entidades capaces de transformarse saldrán vencedoras de la nueva ola de diferenciación que está por llegar”

“La solvencia y sostenibilidad del sistema financiero español en su conjunto está fuera de toda duda; las necesidades de recapitalización se concentran en un número acotado y reducido de entidades y son asumibles”

El consejero delegado de BBVA, Ángel Cano, afirmó hoy que el futuro de la industria financiera será diferente y más duro que en la actualidad, y que “sólo las entidades que sean capaces de anticiparse y de transformarse saldrán vencedores de la nueva ola de diferenciación que está por llegar”. Durante su intervención en ‘Los Encuentros de La Comercial’ que se celebran en Bilbao, subrayó que “el nuevo escenario en el que tendrá que operar la industria financiera vendrá marcado por importantes cambios en el entorno competitivo, que impactarán en su relación con los clientes, en los modelos de distribución y en los perímetros de crecimiento, con la tecnología con elemento ensamblador”.

Ángel Cano intervino hoy en Bilbao en ‘Los Encuentros de La Comercial’, que organiza la Asociación de Licenciados de la Universidad Comercial de Deusto, en el que pronunció una conferencia sobre la ‘Situación y perspectivas macro y desafíos de la industria financiera’. Inició su intervención con un análisis de la evolución económica global, “cuya recuperación es un hecho con un crecimiento del 4,7% en 2010, aunque aún inferior a los niveles pre-crisis”.

Subrayó que tras esa realidad se esconde un cambio en el equilibrio de las fuerzas económicas y políticas, un crecimiento global a dos velocidades: por un lado, países desarrollados, con una recuperación marcada por la heterogeneidad y la incertidumbre; y por otro, países emergentes, cuyo dinamismo está impulsando el crecimiento mundial. Entre éstos últimos destacó los que BBVA Research denomina EAGLE, un grupo de países cuya contribución al crecimiento mundial en los próximos 10 años será la mitad del crecimiento mundial.

El consejero delegado de BBVA explicó que en Europa, la crisis ha sufrido varias mutaciones en el tiempo: empezó siendo financiera para transformarse, primero en una crisis de la economía real, y, después, en una crisis soberana sin precedentes que ha generado dudas sobre la sostenibilidad de las finanzas públicas y sobre la sostenibilidad del crecimiento de la economía europea. En ambos factores se observó una gran heterogeneidad entre los países, con diferencias entre periféricos y de centro.

Esta crisis de la deuda soberana desencadenó una cascada de acontecimientos con dos hitos clave -el rescate de Grecia y de Irlanda-, que acrecentó el riesgo de contagio a otros países periféricos como Portugal o España, “aunque la realidad de nuestro país es muy distinta a la de Portugal”, dijo. “Todo esto generó la necesidad de abordar dos cuestiones fundamentales: en el ámbito supranacional, asegurar una Europa acompasada y fuerte, y en el ámbito nacional, despejar dudas sobre España, cuyo tamaño pone en riesgo al conjunto de Europa”, explicó Ángel Cano.

Medidas supranacionales y locales

En Europa- apuntó- se han producido avances y se han tomado medidas tanto para atajar los temas estructurales, como para resolver aquellos más inmediatos. El BCE también ha jugado un papel fundamental en los momentos de mayor tensión financiera garantizando la liquidez o en el ámbito de la regulación financiera”. En cuanto a España, Ángel Cano señaló que “forma parte del grupo de países más cuestionados, lo que están pagando nuestras empresas, teniendo que asumir unos costes de financiación muy elevados que no responden a sus niveles de solvencia, sino al castigo que está recibiendo España como país”.

Las dudas y desconfianza en España tiene su origen en tres aspectos: el excesivo endeudamiento, las dudas sobre el potencial de crecimiento futuro y la salud del sistema financiero. Respecto al primero, aseguró que, aunque está en vías de solución, “el desapalancamiento en su conjunto se ha convertido en un objetivo irrenunciable para recuperar la confianza exterior. Y el sector financiero ha de ser el principal catalizador de este proceso”.

Sobre la evolución de la economía española, comentó que aunque las perspectivas son mejores que hace unos meses, no hay que olvidar la realidad española con un paro del 20% en el conjunto del Estado, un paro juvenil en torno al 40% y muchas dudas sobre el avance en el proceso reformador. “Por ello, resulta esencial la intensificación del proceso de reformas con el objetivo de crecer en niveles a nuestro potencial de crecimiento y de recuperar la credibilidad de los mercados”. Esas reformas más urgentes o importantes son las siguientes: consolidación fiscal, reforma del mercado de trabajo, sostenibilidad a medio y largo plazo de las pensiones, sistema educativo y la reestructuración de una parte del sistema financiero.

Necesaria reforma del sistema

El consejero delegado de BBVA abordó a continuación la situación del sistema financiero español, el tercer elemento de desconfianza sobre España. “Me gustaría dejar claro –afirmó- que la solvencia y sostenibilidad del sistema en su conjunto está fuera de toda duda. Las necesidades de recapitalización del sistema, de las que tanto se está hablando, aplican a un número acotado y reducido de entidades y, según las diferentes estimaciones que manejamos, son perfectamente asumibles en comparación con las de otros países como, por ejemplo, Irlanda. Además, otra señal muy positiva es la continua reducción de nuestra dependencia de las fuentes de liquidez del BCE”.

No obstante, en su opinión, para garantizar la solvencia y sostenibilidad del sistema financiero español en el largo plazo hay que adoptar una serie de reformas. Una de ellas debe ir encaminada a resolver sus problemas de sobredimensionamiento en comparación con otros países europeos. Si bien, en el pasado bancos y cajas han mostrado una evolución diferencial: mientras que desde el año 2000 hasta septiembre de 2010, los bancos han reajustado sus estructuras y han reducido un 7,2% el número de oficinas, las cajas lo han aumentando un 23,2%.

Otra de las reformas pendientes debe buscar la eliminación de las dudas sobre la sostenibilidad de cualquier entidad. En este sentido, el consejero delegado de BBVA subrayó: “Tenemos un sistema financiero con algún foco de infección, y aunque está localizada, deben ponerse todos los remedios necesarios para lograr, primero, que no haya ninguna duda de que el problema está localizado y, segundo, que sane y no se extienda. Por ello, es necesario adoptar medidas contundentes que corten de raíz las dudas sobre la sostenibilidad de las diferentes entidades”.

Una de esas medidas se refiere a la recapitalización y a las exigencias de capital mínimo anunciadas recientemente por el Gobierno: “Van en la buena dirección para mejorar la eficiencia del sistema y recuperar la credibilidad de los mercados internacionales. Han establecido uno calendarios claros, que quizás podían haberse acelerado, favorece la participación del capital privado y ofrece margen al FROB para intervenir en los casos en los que sea necesario”.

Factor discriminatorio

A continuación, Ángel Cano enumeró algunos de los impactos que ha tenido la crisis en la industria financiera global: encarecimiento de la financiación mayorista, reducción de las peticiones de crédito, volatilidad de las acciones, lucha por la obtención de recursos. “Y como no podía ser de otra manera –dijo-, este retorno tan complejo ha sido un factor discriminatorio entre entidades”.

Coger el timón y tomar las decisiones correctas sobre factores como la estructura de financiación, el modelo de distribución, la diversificación, invertir en tecnología o decisiones que atañen a la fortaleza del balance ha resultado diferencial en un entorno de crisis y lo será aún más en el nuevo entorno”, aseguró.

Según el consejo delegado de BBVA, “los modelos que están saliendo fortalecidos de la crisis, como es el caso de BBVA, tienen en común la recurrencia de resultados y la resistencia de su modelo de negocio en momentos de máximo stress e incertidumbre”. Esto se consigue gracias a:

La tecnología.

Estamos convencidos de que la tecnología es clave para la diferenciación futura. Por ello, durante la crisis, nuestra recurrencia y fortaleza nos ha permitido seguir invirtiendo en tecnología para construir el futuro de BBVA mientras que otros competidores achicaban agua de sus naves”, explicó Ángel Cano.

Nueva relación con los clientes

Sin embargo, según el consejero delegado de BBVA, tras esta primera fase de diferenciación por la crisis, aún se tiene que producir una discriminación mayor en la industria financiera: “El futuro será diferente, más duro, no hay vuelta atrás. Supone un verdadero reto para todos y sólo aquellos que sean capaces de anticiparse, de transformarse, saldrán vencedores de la nueva ola de diferenciación que está por llegar”.

Ese nuevo escenario vendrá definido por cambios macro: menores crecimientos económicos y, por tanto, mayor presión en los volúmenes y los márgenes, menores apalancamientos, una regulación más exigente y una reestructuración que configurará un nuevo sistema financiero. Pero también por otros cambios ajenos al sector financiero, pero que le impactarán de forma importante: cambios sociales y cambios en la tecnología, que revolucionarán el modelo de distribución de la banca; o cambios económicos y geopolíticos que provocarán cambios en la estructura de riqueza ganando peso las economías emergentes.

En definitiva –subrayó Ángel Cano-, cambios en el entorno competitivo que impactarán en una nueva forma de relación con nuestros clientes, en los modelos de distribución y en los perímetros de crecimiento, con la tecnología como elemento ensamblador”.

El consejero delegado de BBVA terminó su intervención apuntando: “Sufrimos desde hace ya tres años una de las peores crisis financieras desde el crack del 29; nadie la anticipó, ni su ritmo ni su magnitud, pero señales positivas indican que hay luz al final del túnel. La industria financiera no volverá a ser la misma; será más exigente, discriminadora, más global y más regulada, en la que sólo las entidades que evolucionen y se anticipen lograrán sobrevivir”.


Revista profesional para el director del salón de peluquería y estética

Nace BeautyMarket una revista digital enfocada en el mundo de la Peluquería y Belleza. Con todas las novedades, lanzamientos y noticias del sector.

Leer más »

Programa pionero para reeducar a jóvenes con problemas de agresividad

Durante 10 meses se trabaja con los adolescentes, con los padres y luego con la familia

Leer más »

Maremágnum en los buscadores

Es la guerra, mejor dicho, después de la guerra. El paisaje es desolador: directorios, granjas de enlaces, buscadores, listas, patrocinados, spam, robots, spiders...

Leer más »